PortadaHomeRadioCentro

Ecuador: abril 24, 2024

Ecuador Continental:

Ecuador Insular:

Ecuador, abril 24, 2024
Ecuador Continental: 13:35
Ecuador Insular: 13:35
No data was found

El 2023 fue el año más caluroso de la historia, según estudios científicos

Picture of Por: Fernando Castilla Fassio

Por: Fernando Castilla Fassio

Ultima actualización: 2024-03-19 13:17:46

Las sospechas fueron confirmadas. Un análisis de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA), confirmó que el 2023 fue el año más cálido jamás registrado.

Un rastreo térmico del mapa mundial, reveló muchas zonas con colores naranja y rojo, especialmente en la región ártica, Europa, Asia, América del Norte, el centro de América del Sur y la península Antártica.

Esas regiones, justamente, son las que sufrieron las anomalías de temperatura más altas y marcadas.

En el año 2023, la temperatura promedio de la superficie de la Tierra fue la más cálida que se haya registrado. Las temperaturas globales estuvieron alrededor de 1,2 grados Celsius por encima del promedio, fijado entre 1951 y 1980.

Los científicos de la NASA lo reconocen: estamos frente a una crisis climática. Desde calor extremo con incendios forestales, hasta el aumento del nivel del mar.

Estados Unidos y otros países prometen más medidas que nunca para reducir los riesgos climáticos, y ayudar a las comunidades a ser más resistentes. Una opción es que la NASA utilice su posición estratégica en el espacio, para conocer datos críticos que sean comprensibles y accesibles para todas las personas.

En el 2023, cientos de millones de personas en todo el planeta experimentaron calor extremo, y cada mes, de junio a diciembre, establecieron un récord mundial para el mes respectivo. Julio fue el más caluroso jamás registrado.

Según los expertos, el calentamiento excepcional que estamos experimentando no es algo que hayamos visto en la historia de la humanidad. Se debe principalmente a nuestras emisiones de combustibles fósiles, con efectos en las olas de calor, las lluvias intensas y las inundaciones costeras.

Si bien los científicos tienen pruebas concluyentes, de que la tendencia del planeta al calentamiento a largo plazo está impulsada por la actividad humana, siguen examinando otros fenómenos que pueden afectar los cambios anuales o plurianuales del clima, como El Niño, los aerosoles y la contaminación, y las erupciones volcánicas.

Normalmente, la mayor fuente de variabilidad interanual es el patrón climático oceánico El Niño-Oscilación del Sur, en el océano Pacífico. El patrón tiene dos fases, El Niño y La Niña, cuando las temperaturas de la superficie del mar a lo largo del ecuador cambian entre temperaturas más cálidas, promedio y más frías. En el período de 2020 a 2022, el océano Pacífico experimentó tres fenómenos consecutivos de La Niña, los cuales tienden a enfriar las temperaturas globales. En mayo de 2023, el océano pasó de La Niña a El Niño, lo que a menudo coincide con los años más calurosos en los registros.

Sin embargo, las temperaturas récord en la segunda mitad de 2023, ocurrieron antes del pico del actual fenómeno de El Niño.

Los científicos también han investigado los posibles impactos de la erupción de enero de 2022, del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, el cual arrojó vapor de agua y partículas finas, o aerosoles, a la estratosfera. Un estudio reciente descubrió que los aerosoles volcánicos, al reflejar la luz solar lejos de la superficie de la Tierra, provocaron un ligero enfriamiento general de unos 0,1 grados Celsius.

Sin embargo, incluso con factores de enfriamiento ocasionales, como este, seguiremos batiendo récords mientras las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando.

El año récord de 2023 subraya la importancia de tomar urgentes y continuadas para hacer frente al cambio climático.

Los análisis independientes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), y el Centro Hadley (parte de la Oficina Meteorológica del Reino Unido), concluyeron que las temperaturas globales de la superficie para el 2023, fueron las más altas desde que comenzaron los registros modernos.

Compartir este articulo

Facebook
Twitter
Scroll al inicio