PortadaHomeRadioCentro

Ecuador: julio 21, 2024

Ecuador Continental:

Ecuador Insular:

Ecuador, julio 21, 2024
Ecuador Continental: 22:52
Ecuador Insular: 22:52

La ira crece en Francia y el riesgo de radicalización aumenta tras las palabras de Macron

INFOBAE .- A pesar del enfado, para el presidente la reforma de pensiones debe entrar en vigor a finales de año. Las fuerzas de seguridad advierten que las protestas pueden tornarse más violentas Este miércoles, el presidente Emmanuel Macron habló por primera vez desde la aprobación definitiva de la reforma de pensiones, aprobado por el artículo 49,3 y tras el estrecho rechazo a las mociones de censura que casi terminan con el Gobierno de la primera ministra, Elisabeth Borne. Las palabras del jefe de Estado fueron las más esperadas luego de varios días de disturbios y protestas en el país. Desde el comienzo de su intervención televisiva Macron señaló que “es necesario que (la reforma de las pensiones) entre en vigor a finales de año, aunque aclaró que habrá que “esperar a la decisión del Consejo Constitucional”. El inquilino del Palacio del Elíseo estimó que el texto fue votado en la Asamblea Nacional por “un voto de censura que fracasó”, tras la utilización de un mecanismo constitucional semejante a un decreto. El contexto para las declaraciones presidenciales es determinante ya que en las calles francesas retumba el descontento social. La información oficial adelanta un claro repunte para la novena jornada intersindical prevista para el jueves. “La movilización podría experimentar un nuevo impulso ante la emoción suscitada por la aplicación del artículo 49.3 de la Constitución”, reflejan las consultas realizadas por diarios como Le Parisien. Las palabras que llegan desde la jefatura de gobierno no calman a los agitadores, todo lo contrario. El propio Macron reconoció que era difícil digerir su iniciativa. “Si hay que respaldar la impopularidad hoy detrás, yo lo respaldaré”. “Yo no busco ser reelecto, pero entre las elecciones coyunturales y el interés general del país, elijo el interés general del país”, justificó el presidente galo. Incluso, aunque durante varias semanas la movilización fue decreciendo en participación, al parecer estará más radicalizada este jueves. Para el ministro del interior, Gérald Darmanin, hubo un claro antes y un después del “49.3″. Desde la aprobación, sin la la votación de la Asamblea, “cada día se ha saldado con 3 a 400 acciones diarias “, que han generado “94 heridos en cinco días entre las fuerzas del orden” Si bien París ha resistido los embates de la ira que retumba en sus calles, cada noche la situación se vuelve más difícil, reconocen las autoridades El enfado se viraliza. Las manifestaciones estallaron nuevamente el martes por la noche, acompañadas de escenas de violencia en París, Nantes o Rennes. Mientras, los huelguistas continúan su movimiento en varios sectores bloqueando desde refinerías para impedir el repostaje de combustibles, centrales eléctricas o la recolección de residuos. Los datos oficiales adelantan que los puntos de concentración y movilización llegarán a las 320 manifestaciones para este 23 de marzo. Se menciona entre 600.000 a 800.000 personas en Francia. Un aumento respecto al 15 de marzo con 480.000 personas en la calle según cifras oficiales, pero lejos del récord del 31 de enero con 1.272.000 manifestantes. En París, la marcha que partirá a las 14 horas de la Bastilla en procesión hasta Ópera podría reunir entre 40.000 y 70.000 personas, donde podrán mezclarse entre 400 y 600 elementos radicales, con igual número de chalecos amarillos. La capital del hexágono es un elemento vital por la monumental repercusión que cada una de las protestas logra. Por eso, para las autoridades, si bien París está soportando las reiteradas escenas de violencia, se hacen cada vez más difícil desde hace cinco días. Los infiltrados pasan a ser la nota de preocupación también para los sindicatos convocantes. Su presencia puede significar “un estallido de violencia que pudiera materializarse al frente de la marcha por parte de elementos radicales y paralizar el buen desarrollo de la manifestación”, indican. La oposición politica prevé un recrudecimiento de la violencia. El primer secretario del PS, Olivier Faure, tras la entrevista televisiva con el jefe de Estado alertó: “Macron puso más explosivos en un infierno ya bien encendido”. Por su parte, el ex candidato presidencial de izquierda, Jean-Luc Mélenchon sostuvo que el jefe de Estado repite su “tradicional muestra de desprecio” sobre el pueblo francés. Incendio durante una protesta antigubernamental en la Place de la Republique en París Pero quien jugó mas fuerte, desde una posición de distancia durante todo el tratamiento de la ley fue la ultraconservadora Marine Le Pen. La dirigente ultraderechista y ex candidata presidencial acusó al presidente de empujar al país hacia un “estallido social” con su polémica reforma. La jefa de la bancada de 88 diputados de Agrupación Nacional (RN) afirmó que en septiembre pasado había advertido a la primera ministra, Elisabeth Borne, de que no haría nada para “apagar el incendio” si el gobierno decidía, como ocurrió el jueves, imponer por decreto la reforma de las jubilaciones. Respondiendo a este clima de preocupación, el ministro del interior reconoció que es consciente de “esa radicalidad que trata de empujarnos a equivocarnos”. Mientras asegura su total apoyo a la policía, fustiga “la extrema izquierda que busca desestabilizar el Estado atacando a los trabajadores de seguridad”. 855 manifestantes fueron detenido en cinco días, destaca Gérald Darmanin, quien también señala que cuatro prefecturas y subprefecturas sufrieron intentos de incendio. Pero todas las advertencias quedan cortas frente a la crudeza con la que se han manifestado ciertos funcionarios de seguridad. “Encontramos lo que sabíamos con los chalecos amarillos”, pero según dejan entender ahora “se está un escalón arriba”. Existe el riesgo de que todo se radicalice aún más. Para las autoridades los chalecos amarillos tenían claras demandas. Ahora, son gente muy joven que viene solo para hacer disturbios, romper y generar violencia. Por eso, el jueves, podría ser un día decisivo, incluso con bloqueos que podrían paralizar al país.

La ira crece en Francia y el riesgo de radicalización aumenta tras las palabras de Macron Leer más »

El Senado francés aprobó la reforma de pensiones de Macron, que ahora depende del incierto voto de los diputados

INFOBAE .- La Cámara alta respaldó el proyecto del gobierno de retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años y elevar la exigencia de aportes a la caja a 43 años. Esta tarde se pronunciará la Asamblea Nacional, en una votación que se anuncia ajustada. Dos de cada tres franceses se oponen a la medida   ARCHIVO – El presidente de Francia, Emmanuel Macron, escucha a niños en una clase durante una sesión de prevención sobre el virus del papiloma humano (VPH) en una visita a la Escuela Intermedia Jean Lartaut en Jarnac, en el suroeste de Francia, el martes 28 de febrero de 2023. (Stephane Mahe/Pool via AP, Archivo) El Senado francés aprobó este jueves la impopular reforma de las pensiones del presidente liberal Emmanuel Macron, que ahora debe recabar el visto bueno en la Asamblea Nacional, donde su adopción en la tarde se anuncia incierta. “El Senado acaba de aprobar la reforma de las pensiones (…) Estaremos esta tarde en la Asamblea Nacional con la misma voluntad de que esta reforma esencial salga adelante”, tuiteó el ministro de Trabajo, Olivier Dussopt. Por 193 votos a favor y 114 en contra, el voto favorable de la cámara alta se daba por hecho, máxime cuando la controla la oposición de derecha de Los Republicanos (LR), aliada de Macron para sacar adelante su reforma. El gobierno quiere retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030 y adelantar a 2027 la exigencia de cotizar 43 años (y no 42 como hasta ahora) para cobrar una pensión completa. Dos de cada tres franceses se oponen, según los sondeos. Desde enero, Francia ha vivido las mayores protestas contra una reforma social en tres décadas, que podrían continuar incluso si las dos cámaras del Parlamento adoptan finalmente este jueves el proyecto. (REUTERS/Gonzalo Fuentes) Sin embargo, el trámite en la Asamblea Nacional se anuncia más ajustado. La cámara baja debe pronunciarse a partir de las 15H00 sobre el proyecto de ley consensuado la víspera por una comisión integrada por siete senadores y siete diputados. Macron perdió en junio la mayoría absoluta en la Asamblea y, ante el rechazo anunciado por las oposiciones de izquierda y de ultraderecha, el voto favorable está a expensas de que algunos diputados de LR opuestos cambien de opinión. El oficialismo multiplica desde el miércoles por la noche las reuniones de crisis para asegurarse que cuenta con una mayoría, que les evitaría activar un polémico procedimiento parlamentario: el artículo 49.3 de la Constitución. Esto permitiría la adopción de la reforma sin el voto de los diputados, que sólo podrían frenarla si aprueban una moción de censura contra el gobierno de la primera ministra Élisabeth Borne. Algunos ya avanzaron que presentarán mociones. La primera ministra francesa Elisabeth Borne (REUTERS/Sarah Meyssonnier) Desde enero, Francia ha vivido las mayores protestas contra una reforma social en tres décadas, que podrían continuar incluso si las dos cámaras del Parlamento adoptan finalmente este jueves el proyecto. La oposición de izquierda prepara un recurso ante el Consejo Constitucional que retrasaría la promulgación del texto y daría tiempo a los opositores para utilizar sus últimos cartuchos, como reclamar un referéndum.

El Senado francés aprobó la reforma de pensiones de Macron, que ahora depende del incierto voto de los diputados Leer más »

La basura tapa las calles parisinas y crece la tensión política, pero Macron insiste con su polémica reforma previsional

INNFOBAE .- La huelga de basureros contra la modificación de las pensiones muestra una incómoda imagen de la capital. El presidente francés ha realizado un llamamiento para garantizar la aprobación parlamentaria   La reforma de las pensiones en Francia del presidente liberal Emmanuel Macron entra esta semana en la recta final, con un esperado voto definitivo el jueves pese al rechazo popular y sindical que convocó a nuevas protestas para el miércoles. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha realizado un llamamiento a la “responsabilidad” de las “oposiciones”, en referencia al partido Los Republicanos, para garantizar la aprobación parlamentaria de su polémica reforma de las pensiones. “Esta reforma es de una necesidad perentoria para el financiamiento de nuestras pensiones y la solidez del país. Tenemos una sólida mayoría”, ha declarado Macron, según recoge la televisión francesa BFMTV. “Debemos llevar este discurso y apelar a la responsabilidad de las oposiciones que podrían votar por la reforma”, ha añadido Macron. En particular, el Gobierno apela al partido conservador Los Republicanos. “Sería fantástico tener un partido que vote en el Senado pero no en la Asamblea Nacional”, ha planteado el ministro de Economía, Bruno Le Maire. “La cultura de la derecha es el equilibrio de las finanzas públicas”, ha destacado en declaraciones a France Info. En concreto ha criticado a los diputados que ahora se oponen al texto mientras que se mostraron favorables durante la campaña presidencial. “A fuerza de incoherencias no vamos a ninguna parte”, ha indicado. Ahora se especula con un nuevo recurso del Gobierno al artículo 49.3 de la Constitución, una especie de órdago legislativo por el que se aprueba cualquier norma a menos que se presente una moción de censura que reúna los apoyos necesarios. Si el Gobierno recurre al 49.3 “sería saltarse las reglas de la democracia” y debería esperar “reacciones”, según el dirigente del sindicato Confederación General de Trabajadores (CGT), Olivier Mateu. La CGT ha llevado el peso principal de las siete semanas de protestas consecutivas contra la reforma de las pensiones. También la líder ultraderechista Marine Le Pen ha advertido este lunes de que presentará una moción de censura y de que votarán a favor de otras que se presenten si el Gobierno recurre al 49.3. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha realizado un llamamiento a la “responsabilidad” de las “oposiciones” (REUTERS/Benoit Tessier/File Photo) Sin embargo, el portavoz del Ejecutivo galo, Olivier Véran, ha subrayado que el 49.3 es “una herramienta constitucional (…) utilizada, reutilizada y vuelta a utilizar bajo ciertos mandatos”, en referencia al ex primer ministro socialista Michel Rocard. En cualquier caso, ha apuntado que “no es una herramienta en la que estemos pensando”. “No todos los partidos de la oposición han dicho que vayan a votar en contra”, ha subrayado. Los senadores de Los Republicanos han votado a favor de la propuesta legislativa impulsada por La República En Marcha, el partido de Macron. Mientras, se acumulan más de 5.600 toneladas de deshechos en las calles de París por la huelga de basureros, movilizados desde hace 8 días contra la reforma de las pensiones. Varios ministros de Macron han acusado a Hidalgo -cuyo partido es opositor al Ejecutivo-, de “promover” el paro de los operarios de la limpieza por intereses políticos y de no hacer nada ante lo que juzgan “un problema de salubridad y seguridad pública”. En una entrevista a la radio France Inter, el ministro de Hacienda, Gabriel Attal, abrió hoy incluso la puerta a que se obligue por decreto a trabajar a los basureros y a los empleados de las plantas incineradoras, como sucedió el pasado año en un paro similar en Marsella, una de las principales ciudades francesas. Por su parte, el portavoz del Gobierno incidió también en que hay “una responsabilidad” del Ayuntamiento de París, administrado por los socialistas en una coalición en la que participan verdes y comunistas. El paro en el servicio de recogidas de basura en París y en varias incineradoras de desechos -convocado al menos hasta el miércoles- ha dejado unas incómodas imágenes de la ciudad, una de las más turísticas del mundo por sus museos, la moda y la alta gastronomía. En 500 días, la capital acogerá además los Juegos Olímpicos de 2024. La alcaldesa Hidalgo dejó a su concejala de Limpieza, Colombe Brossel, responder a las acusaciones. “Si se retira inmediatamente la reforma de las pensiones del Gobierno que eleva la edad mínima de jubilación a los 64 años, las incineradoras y los garajes (de los vehículos de limpieza) se desbloquearán inmediatamente”. Ediles conservadores de París, como el alcalde del distrito XVII, han criticado también a la regidora por no acudir a prestadores privados para la recogida de la basura, ante el aumento de los índices de salubridad, reflejado en la proliferación de ratas. La mitad de los 20 barrios de París tienen privatizado el servicio y sí que han visto sus desechos recogidos. El oficialismo da por hecho su adopción en el Senado, que el fin de semana ya dio su primer visto bueno gracias al apoyo de la oposición de derecha, pero tiene más difícil llegar a la mayoría en la Asamblea (cámara baja), por las defecciones en los grupos favorables.

La basura tapa las calles parisinas y crece la tensión política, pero Macron insiste con su polémica reforma previsional Leer más »

Scroll al inicio