PortadaHomeRadioCentro

Ecuador: julio 14, 2024

Ecuador Continental:

Ecuador Insular:

Ecuador, julio 14, 2024
Ecuador Continental: 23:53
Ecuador Insular: 23:53

Graves irregularidades detectadas en compra de medicinas en Hospital de Durán

La Contraloría envió a la Fiscalía 8 informes con indicios penales, por anomalías en las contrataciones del Hospital de Durán. De acuerdo a la investigación, dicha casa de salud adjudicó contratos para la provisión de insumos y medicamentos, a proveedores que presentaron certificados no auténticos de experiencia y de distribuidores, lo cual no garantizó la calidad de los productos. El análisis comprendió 44 contratos, suscritos por el hospital entre los años 2018 y 2020, y cuyos montos ascienden a 9’6 millones de dólares… El resultado es que existen indicios penales en 10 procesos para la adquisición de insumos médicos, medicamentos y protectores absorbentes para cama, destinados a las áreas de atención de salud de los afiliados.  Las comisiones que evaluaron las ofertas, no verificaron que la documentación entregada por los oferentes esté debidamente acreditada, lo que cual ocasionó que se adjudiquen contratos a proveedores que presentaron certificados de experiencia y de distribuidor autorizado, cuya veracidad no pudo comprobarse. Para la compra de 5.400 protectores absorbentes, se elaboró un presupuesto referencial, utilizando proformas en las cuales se tomaron nombres de establecimientos que, durante el examen de auditoría, certificaron no haberlos emitido. Como resultado, el precio en el que el hospital basó la adquisición no estuvo debidamente respaldado…  Además, los responsables de los procesos no solicitaron permisos de funcionamiento a los proveedores. Y por si fuera poco, los dispositivos médicos entregados por los contratistas, no cumplieron las características técnicas requeridas.

Graves irregularidades detectadas en compra de medicinas en Hospital de Durán Leer más »

Contraloría detectó graves irregularidades en compras de hospitales del IESS

Falsificación de documentos y faltantes fue lo que halló la Contraloría General del Estado, en la adquisición de fármacos e insumos para los hospitales del Seguro Social. Tras examinar 54 procesos de contratación, por casi 16 millones de dólares, en 17 de esos procesos se determinaron anomalías en los documentos de respaldo que presentaron los contratistas, lo cual representa Indicios de Responsabilidad Penal. Los exámenes especiales se ejecutaron en los hospitales de Manta, Babahoyo y el “Efrén Jurado López”, de Guayaquil. Durante las auditorías se identificó que varios proveedores, presentaron certificados falsos de experiencia y capacidad. En el Hospital General de Manta, entre 2019 y 2021 se realizaron tres procesos de contratación por casi 700 mil dólares, para adquirir fármacos y dispositivos médicos. Los oferentes presentaron actas de entrega-recepción, contratos y certificados, pero los representantes legales de las compañías, que supuestamente elaboraron los documentos, informaron a los auditores que no los emitieron. Es decir, los documentos fueron falsificados. Asimismo, entre enero de 2018 y junio de 2022, el Hospital General del IESS de Babahoyo, contrató a ocho proveedores que presentaron autorizaciones de 20 empresas, que también negaron la autenticidad de los certificados. Además, hay identificó faltantes por 463.813 dólares en los inventarios de dispositivos. En cuanto a los hallazgos en el Hospital del Día “Efrén Jurado López”, en el sur de Guayaquil, el equipo de auditoría determinó que los respaldos de la experiencia de los oferentes y de su personal técnico, presentados en ocho procesos de contratación, efectuados en 2021 y 2022, tampoco son legítimos.

Contraloría detectó graves irregularidades en compras de hospitales del IESS Leer más »

Unos 100 trabajadores de la salud han dejado sus cargos por temor a la violencia en casas de salud, según la Federación Médica

EL UNIVERSO .- Entre diciembre y marzo se han realizado 150 activaciones del Código Plata por eventos de riesgo en establecimientos de salud.   Los tiroteos y ataques violentos perpetrados por delincuentes dentro y fuera de hospitales y centros de salud atemorizan al personal que labora en los establecimientos.   Ante la escalada de la inseguridad, a nivel nacional se estima que alrededor de un centenar de trabajadores de la salud (médicos, enfermera, entre otros) han renunciado a sus cargos o se ausentan largas temporadas por el temor a ser víctimas de algún atentado, indicó Wilson Tenorio, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana (FEM).   El vocero aclaró que no se tiene un registro exacto de cuántas personas han preferido dejar sus puestos de trabajo para precautelar su integridad. Relató que en las zonas rurales, a veces los padres de los trabajadores o los propios profesionales han desistido de acudir a los establecimientos ubicados en lugares alejados, que no cuentan con mayor vigilancia y resguardo.   “Luego de la pandemia, hoy estamos pavorosamente también asustados por la epidemia de la violencia”, comentó el presidente de la FEM.   Tenorio proporcionó los datos en una entrevista con EL UNIVERSO realizada horas antes del asesinato de Nathaly López, directora del Hospital Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), quien fue abatida por desconocidos la noche del martes. Luego de la muerte de Toledo, al menos otros seis funcionarios del hospital presentaron sus renuncias, confirmó el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).   El doctor Carlos Cárdenas, titular del Colegio de Médicos de Pichincha, condenó el asesinato de la directora del HTCM. Y señaló que, lamentablemente, el caso es una muestra más del riesgo que están enfrentando las personas que laboran en los establecimientos de salud, por el incremento de la seguridad.   “Se está atentando a uno de los recursos, de los servicios más elementales para la sobrevivencia, para la vida y la salud de los ciudadanos”, expresó Cárdenas.   El médico cuestionó la efectividad del Código Plata que impulsó el Gobierno, a través del Ministerio de Salud y otras entidades, para atender, prevenir y reducir hechos de violencia en hospitales y centros de salud públicos y privados.   Los gremios de profesionales de la salud han propuesto como medida de prevención, que los pacientes con características de riesgo -heridos de bala, por ejemplo- sean atendidos en los hospitales de la Policía y del Ejército.   En el Ministerio de Salud Pública (MSP) no se desconoce la angustia que embarga al personal médico y que por ello varios contemplan la posibilidad de abandonar sus funciones.   Al respecto, Diego Vallejo, director nacional de Gestión de Riesgos del MSP, informó que la situación está siendo evaluada con los equipos de Talento Humano a fin de crear una estrategia específica.   “Es realmente un problema muy preocupante”, comentó Vallejo, pero también precisó que algunos casos no están relacionados con el sistema de salud, sino con elementos de índole personal.   En cuanto a la implementación del Código Plata (CP), el director recordó que el mecanismo empezó a operar oficialmente desde el 26 de enero de este año. Indicó que desde diciembre y hasta el 29 de marzo se han registrado 157 activaciones del Código Plata, que comprenden “eventos de violencia que pudieron afectar a los establecimientos de salud”.   Actualmente, hay cinco eventos de CP en curso y siete han sido descartados, a escala nacional.   Vallejo explicó que el número de activaciones no significa que 157 establecimientos prendieron la alerta, ya que una misma institución pudo haber tenido varios eventos. El año pasado se reportaron 77 activaciones de casos que se podían enmarcar dentro del Código.   Las provincias donde se han más generado las alertas este año son Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Manabí, Guayas, Pichincha, Esmeraldas, El Oro y Azuay. El tiempo promedio que tarda en dar respuesta la Policía, una vez que se enciende el mecanismo, es de 7 minutos con 30 segundos, cuando el estándar internacional es de 8 minutos, puntualizó el director de Gestión de Riesgos.   Detalló que las activaciones se han producido de manera preventiva, cuando se presenta un paciente o circunstancia que represente algún riesgo, y también de forma reactiva ante un evento que esté ocurriendo en el momento.   Así mismo, el mecanismo se enciende, por ejemplo, cuando una ambulancia se traslada a atender una emergencia en un sector donde ha sucedido un hecho violento -como una balacera- o se moviliza a pacientes con heridas de bala desde una casa de salud a otra.   En ese sentido, los procedimientos por los cuales ha sido más activado es por atención a pacientes autoreferidos o acompañantes, seguido de casos por transporte secundario de pacientes (entre hospitales o que salgan a realizarse exámenes), toma de instalaciones y seguridad en el transporte de pacientes.   El Código Plata fue presentado por el Gobierno el 14 de diciembre de 2022, después de la toma de rehenes en el hospital de Chone, ocurrida el 22 de noviembre, a manos de sujetos armados.   Vallejo mencionó que se implementó un plan piloto en el hospital de Santo Domingo, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, y se han obtenido resultados alentadores, ya que se han reducido la cantidad de activaciones.

Unos 100 trabajadores de la salud han dejado sus cargos por temor a la violencia en casas de salud, según la Federación Médica Leer más »

Scroll al inicio